DEJAN EN EL AIRE PROCESO DE RECAUDO ELECTRÓNICO POR VENTA DE GMD POR GRAÑA Y MONTERO

En el contrato firmado con la MPT se le prohíbe a GMD transferir su derecho de concesión

El grupo Graña y Montero anunció hoy que suscribió el contrato de venta de la totalidad de su participación que tiene en la empresa GMD a favor de la empresa Advent International Global Private Equity, lo cual deja en el aire al proceso de recaudo electrónico  con la MPT pues el contrato le prohíbe transferir sus acciones.

Mediante una comunicación de Graña y Montero enviada a la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV), se precisó hoy que la totalidad de las acciones de GyM representan el 89.19% de acciones de GMD. Esas acciones serán vendidas a favor de AI Inversiones Palo Alto II S.A.C, empresa afiliada a Advent International.

Esta operación se remonta al 27 de marzo de 2017, cuando el Directorio de Graña y Montero acordó iniciar la venta de la totalidad de su participación en la empresa GMD a favor de Advent International Global Private Equity.

En ese momento, la operación tenía que pasar por un proceso de evaluación y autorización definitiva por parte del Comité de Inversiones de Advent International Global Private Equity.

El valor acordado por la totalidad de la participación de GyM en GMD asciende a US$ 84.7 millones y se realizará un pago inicial de US$ 37.3 millones.

CASO RECAUDO
Como se sabe, Graña y Montero Digital (GMD) junto a Graña & Montero (G&M), conformaron la empresa Recaudo Trujillo SAC para encargarse de la parte ejecutiva de la concesión del recaudo electrónico y control de flota que les otorgó la Municipalidad Provincial de Trujillo en base a la iniciativa privada de GMD, quien incluso también firma el contrato de recaudo.

Ahora esa transferencia deja en el aire al proceso de recaudo electrónico, pues en el acápite 16.1 “Transferencia de la concesión”, claramente se establece que el concesionario “no podrá TRANSFERIR su derecho de concesión, ni ceder su posición contractual, directa ni indirectamente, sin la autorización previa y por escrito del concedente”.
En este caso no se sabe de ninguna comunicación al respecto entre GMD y la MPT, menos una autorización de este último, ya que sería una modificación más al contrato, y se necesitaría una aprobación del pleno, por lo que GMD al vender la totalidad de sus activos y derechos, se considera que se incluye su participación en Recaudo Trujillo y en la iniciativa privada, y al no tener la aprobación de la MPT el contrato del recaudo quedaría en el aire y estaría herido de muerte, sumado a la investigación que el congresista Salaverry ha iniciado en el Congreso y su solicitud para que Contraloría inicie una acción de control.

GMD formó parte del grupo Graña y Montero por más de 30 años. GMD fue fundada en 1984.

Con esta operación, Graña y Montero sumaría alrededor de US$ 193 millones en venta de activos.

Esta confirma el hecho que la compañía continúa de forma acelerada su proceso de desapalancamiento y fortalecimiento financiero, tras la terminación del contrato del Gasoducto Sur Peruano.


Con la tecnología de Blogger.