ALEGRIA APEPISTA, TRISTEZA LIBERTEÑA

El gobernador regional de La Libertad, Luis Valdez Farías, recientemente designado Presidente de los gobernadores regionales de todo el Perú ha generado alegría en los apepistas por la designación, pero a la vez ha generado, tristeza, malestar y preocupación entre los liberteños al mencionar algunos aspectos del PIA para el 2018.

La alegría es pasajera para los apepistas ya que la designación es personal y en nada beneficia a los coterráneos liberteños, más aun cuando ya todos sabemos que no pudo ni ha cumplido con hacer su trabajo en su territorio de trabajo como es la región liberteña, mostrando muy por el contrario poco interés e indiferencia por los problemas que nos aqueja.

Pero el aspecto que genera tristeza tiene que ver con presupuestos, dado que mientras festejaba su designación lanzaba una lamentable noticia para los liberteños, un Presupuesto Inicial de Apertura (PIA) para el año fiscal 2018 de 1,900 millones de soles y una ridícula propina para hacer obras, de tan solo 40 millones de soles, el cual representa a duras penas un 3%, y servirá para atender las necesidades de las 12 provincias liberteñas. Estamos fregados.

Queda claro que los liberteños nos veremos privados de obras relevantes, de envergadura y seguiremos con la pésima atención a tantos problemas que tenemos hasta ahora, espantosas y arriesgadas carreteras, déficit en salud, carencia de hospitales, la inseguridad, maltrato a la fuerza laboral, perdidas de hectáreas de terrenos, y muchas otros aspectos que contribuirían a la mejora de la calidad de vida de los liberteños.

Si esto lo ha sorprendido, un hecho que le pondrá los pelos de punta, es que la Institución donde se han observado actos de corrupción como cancha, donde hubo trabajadores fantasmas, y una fuerza laboral casi familiar, recibirá la suma de 30 millones de soles, así es me refiero a CHAVIMOCHIC, para que Ustedes saquen sus conclusiones, esta organización recibirá 1.58% del presupuesto. Le destinaran más recursos que cualquier provincia. Increíble, pero cierto.

Por Raúl Rodríguez Marcelo


Con la tecnología de Blogger.