PLANTA DE TRATAMIENTO VUELVE A ENTREGAR AGUA A SEDALIB EN LAS PRÓXIMAS HORAS SE RESTABLECE EL SERVICIO

Después de trabajar por 12 días, removiendo poco más de 30 toneladas de barro y piedra para cerrar el brazo abierto en el cauce del río Moche que colapsó la tubería de la Planta de Tratamiento de Agua Potable de Trujillo que abastece a la ciudad, se terminó de reconstruir el tramo de la red afectado y ayer por la tarde se hacían las pruebas hidráulicas del caso.

Para cerrar el ramal y devolver las aguas a su cauce natural se trabajó con 6 retroexcavadoras y 15 volquetes durante las 24 horas del día. Una vez que se logró este objetico recién se pudo empezar la recuperación del tramo afectado del ducto, lo que ayer fue terminado.

El gobernador regional Luis Valdez Farías y la ministra Cayetana Aljovín inspeccionaron los trabajos ayer, poco antes del mediodía, y fueron informados de los avances.

Según los resultados de las pruebas hidráulicas, los que se espera sean positivos, en el transcurso de hoy podría empezar a entregarse agua a Sedalid para su distribución a los hogares de Trujillo, restableciéndose el servicio en las próximas horas.  

“Ya se instaló al 100% por ciento la tubería que colapsó, ahora vienen las pruebas hidráulicas, pruebas técnica de presión, esperemos que se puedan terminar cuanto antes para de una vez dar pase al agua y se puedan llenar los reservorios de Sedalib”, manifestó Luis Valdez.

Al respecto, precisó que el líquido puede tardar algunas horas en llegar a los hogares ya que primero se tendrán que llenar los pozos de la empresa que administra el servicio de agua potable.

“Ya se instaló la tubería colapsada por la crecida del caudal del río Moche y la abertura de un brazo. Lo cierto es que las pruebas que se hacen son de alta ingeniera, debido a la presión que pasará por el ducto y para asegurarse que no se vaya a vencer o malograr”, dijo.

Valdez pidió a la población un poco más de tranquilidad y calma. “Sé que han pasado muchas penurias por la falta del agua potable, pero gracias a Dios se logró instalar el ultimo tubo y solo faltan las pruebas para empezar a abastecer del líquido”, reiteró.

La autoridad regional puntualizó que los ingenieros calculan que se requería unas 6 horas para hacer las pruebas y después, para atender y distribuir el agua  por el sistema de agua, serían 6 horas más.

“Esperemos que el día de mañana, gracias a Dios, podamos tener agua en los hogares. Vamos a acelerar  lo más que se pueda este proceso, pero son pruebas de hidráulica que se tienen que hacer necesariamente”, agregó.


Con la tecnología de Blogger.