TRUJILLO RUMBO A LA IMPLEMENTACIÓN DE LA AGENDA PAÍS DE CIUDADES SOSTENIBLES Y CAMBIO CLIMÁTICO

Conocí de Trujillo Verde, impulsado por Hábitat Trujillo, ONG en la que laboré. Participe de Agenda 21 tanto en el distrito de La Esperanza en calidad de facilitador, como en Trujillo, integrando sus mesas y comisiones. Las arquitectas de aquel entonces: jóvenes practicantes lideradas por la Arquitecta Nelly Amemiya Hoshi, ahora son reconocidas profesionales.

Ambos procesos tomados e institucionalizados por la Municipalidad Provincial de Trujillo, con resultados muy interesantes en el tiempo, no podemos criticarlos con respecto a expectativas actuales y futuristas. Veamos:

Antes para llegar a El Porvenir, tenía que pasar por Trujillo, ahora lo puedo hacer directamente con una acequia totalmente cubierta.

No existía la aglomeración comercial de la Av. España, pude ver como caía mi cine preferido: El Pueblo.

Aún recuerdo las decisiones de la Dra. Miriam Pilco de retirar a los microbuses del Centro Histórico y de retirar la parada de Palermo.

Tres ejemplos que demuestra que avanzamos. Trujillo es una ciudad hermosa, limpia y ordenada, lo cual no quiere decir que sea perfecta, pero tampoco podemos partir de una situación negativa que solo existe en nuestro imaginario, desde luego que siempre debemos aspirar más, pero es distinto decir que Trujillo es sucia a decir que debemos ser más limpios, tenemos que tener más cuidado en la descripción problemática, en su situación basal como ahora decimos: “crecimiento vertical desordenado”.

Tenemos focos, puntos de difícil administración, uno de ellos la conectividad a La Hermelinda, pero con la apertura de las recientes pistas, de seguro que esto mejorará, con la apertura de la avenida Casals, de seguro esa área será mejor.

De seguro los ambulantes en el mercado mayorista, inmediaciones de San Carlos y en la aglomeración comercial España aún son más fuertes que una precaria estrategia de nuestra gerencia de desarrollo económico, en la cual como sociedad civil, hemos dejado al descubierto que cuando nuestros representantes civiles como la Dra. Aurea Vilca cuando asumen una responsabilidad, una oportunidad en la gestión municipal, somos frágiles para aunar esfuerzos y superar esta agenda –aunque no país- es local.

Sobre el botadero, con el auspicio de la Fundación Telefónica desarrolle emprendimientos en El Milagro, en donde la lógica de vida de quienes laboran en el botadero es de subsistencia: sacas más grandes y herramientas de mano con mangos más largos, es lo que aspiran, con 100 soles tienen la capacidad de hacer algo que nosotros no podemos: segregar los residuos sólidos.

Si deberás quisiéramos que estén en mejores condiciones, ellos no son renuentes que le coloques un módulo de agua, duchas, desinfectantes y todo un programa de salud ocupacional; quizás todo lo que podamos proponer están de acuerdo, el reto es como, y desde luego eso pasa por el desarrollo organizacional de ellos, en las que no pierdan su autonomía de “negocios familiares”.

Si la idea es un proyecto público – privado de envergadura, entonces los primeros afectados son ellos, y en ese caso queda descubierto que nuestra preocupación no son las familias, mucho menos los niños y niñas que laboran allí, sino nuestra lucidez medioambientalista.

Por lo tanto nuestra aspiración modernista de cambio –abordado ya por Agenda 21, hace 25 años- climático tiene que comprender la interculturalidad de grupos no incluidos que laboran, viven y subsisten haciendo un rol que no hacemos: segregar. Es curioso criticamos al más débil, no reconociendo las labores que hacen y el rol que asumen. Por lo tanto debemos diferenciar y precisar las críticas y el qué hacer, y eso lo podemos y debemos hacer como sociedad civil, la municipalidad tiene tres proyectos presentados por la iniciativa privada.

Y por supuesto dentro del Centro Histórico hemos aprehendido de la iniciativa Mi Transito, de la Cuadra II de Orbegoso pionera de colocar ladrillos de concreto en las veredas, en la cual ahora en el tiempo damos la razón a la Arq. Amemiya sobre los términos de mantenimiento.

En fin, una nueva agenda (Agenda País) ya no nos sorprende, muy por el contrario le pedimos que sea concreta, articulada a nuestro plan concertado y con una metodología o ruta clara, en la que si se recurre a mesas, comisiones u otros espacios estén claras en su diseño, rol y funcionalidad, si eso lo tenemos así la sociedad civil podrá integrarse y luego estas en condiciones de aunar esfuerzos con la institucionalidad pública.

Durante esta primera reunión informativa se ha lanzado dos elementos: (a) recoger información de entidades públicas para volcarlo a la sociedad civil, y (b) un equipo técnico. Si bien no se ha precisado por qué y para que de esto, tratemos de entender:

Bajo el supuesto de que sea funcionario público diría: ¿qué información te debo dar, y en qué términos? No me ha llegado alguna solicitud para atenderlo en el marco de la ley de Acceso a la Información, tampoco tengo la alternativa de convenio. 

Requerimos precisar qué información se requiere, sabiendo que como entidad tampoco un funcionario tiene la libertad discrecional de hacer público temas de la gestión público que tiene una estructura, áreas con roles y líneas de responsabilidad jerárquica. 

Al respecto existen experiencia avanzadas de vigilancia ciudadana, Propuesta Ciudadana creo que podría ayudar al respecto a definir a los organizadores esta línea de trabajo que quieran desarrollar con la cooperación internacional como los famosos observatorios.

Sobre el Equipo Técnico, hilando ideas, parece que se trata de profesionales voluntarios que pueden ayudar a los funcionarios públicos en incorporar temas ambientalistas en sus POIS, pero de veraz piensan que el funcionario  público trujillano no está en capacidad de hacer esta labor, si fuera así esto si suena a insulto profesional, pues lo más probable es que los voluntarios no conozcan del SIAF, mucho menos de la directiva general del proceso de planeamiento estratégico del CEPLAN, o del gran reto de hacer gestión para resultados según la Secretaria de Gestión Pública de la PCM. Digo, si lo saben se darán cuenta que el asesorar requiere de ciertas pautas metodológicas con las cuales acercarse al sector público.

Por Mario Chquimango Viches



Con la tecnología de Blogger.