PRESIDENTE REGIONAL JOSÉ MURGIA ZANNIER SE SUMA A LA LUCHA CONTRA LA DELINCUENCIA


Demandó formar la Escuela de Oficiales de la Policía Nacional Del Perú en Trujillo, un comité de diagnóstico y restablecer el sistema de comunicaciones

La inseguridad urbana es uno de los problemas que más aqueja a nuestra ciudad. Los crímenes en sus diversas modalidades, son pan de cada día y lamentablemente el vertiginoso crecimiento económico de Trujillo atrajo no sólo inversionistas sino a una serie de bandas criminales, los titulares de los diarios locales abalan esta afirmación.

Estas bandas delincuenciales están más que bien organizadas, por ello, todos los expositores coincidieron en que para erradicar la criminalidad de nuestra ciudad, se requiere ejecutar un trabajo coligado; en el que participen la sociedad civil organizada (juntas vecinales), el Sistema Judicial, Corte Superior y Ministerio Público, la Defensoría del Pueblo, el Gobierno Regional, los Municipios; trabajo que deberá ser realizado, indiscutiblemente, en coordinación con el comando de la Policía Nacional del Perú. Así lo manifestó el Presidente Regional Murgia Zannier, ante el Presidente del Congreso de la República, Luis Alva Castro, los congresistas Elías Rodríguez Zavaleta, Daniel Robles y Alberto Escudero, el ministro del Interior, Octavio Salazar, y representantes de la sociedad civil.

El Presidente Regional, reafirmó su compromiso con la ciudadanía de reducir los niveles de criminalidad; para ello el Gobierno Regional ha adjudicado un patrullero por cada comisaría existente en el territorio regional, lo que suma una cantidad mayor a 400 unidades policiales; todo ello con la finalidad de proporcionarles herramientas a los agentes del orden y así de reducir cuanto antes la incidencia de transgresiones a la ley y el orden público.

Reconoció, además, la necesidad de crear la Escuela Oficiales de Trujillo, puesto que el número de oficiales por número de habitantes, es insuficiente; hoy por hoy contamos con un policía por cada 700 habitantes. Cifra que está muy por debajo de nuestros países vecinos. Caracas (un policía por cada 435 habitantes), San Juan de Puerto Rico (un policía por cada 233 habitantes) y Bogotá (un policía por cada 470 habitantes).

La máxima autoridad regional planteó, además, organizar un Comité de Diagnóstico, que permita identificar las causas y posibles soluciones del vandalismo a nivel regional. De igual modo, a nivel urbano, restablecer el Sistema de Comunicaciones, para poder detectar con mayor eficiencia y eficacia a los infractores de la Ley.

Por su parte, el Ministro del Interior, Octavio Salazar Miranda, llamó a los presentes a hacer un actor de mea culpa, afirmando enérgicamente, que las familias son las principales escuelas de delincuencia; instando así a los padres de familia a orientar a sus hijos e impartirles valores que los mantengan alejados de acciones que puedan, en lo posterior, acercarles al delito.


Con la tecnología de Blogger.